sábado, 18 de noviembre de 2017

POEMA de PO CHÜ-I (s. IX)







AL CUMPLIR LOS SESENTA

Dedicado a Liu Mêng-tê. Que le había pedido un poema. 
Tenía la misma edad que Po Chü.i


Entre los treinta y los cuarenta, está uno distraído por
los Cinco Apetitos;
entre los setenta y los ochenta, uno es presa de cien 
enfermedades.
Pero entre los cincuenta y los sesenta, se está libre
de todo mal.
Tranquilo y sosegado - el corazón disfruta del descanso.
He dejado atrás Amores y Concupiscencias; me he
desprendido del Lucro y la Fama;
todavía me falta para la enfermedad y el deterioro y
estoy lejos de la decrepitud.
Todavía poseo fuerza en mis miembros para ir en busca
de ríos y montes;
mi corazón aún tiene ánimo de escuchar flautas y tañer
de cuerdas.
A mi aire, abro vino nuevo y pruebo varias tazas;
ebrio, recuerdo viejos poemas y canto todo un volumen.
Mêng-tê pidió un poema y con este le exhorto
a que no se queje de sus sesenta años, "la edad
de los oídos obedientes".*


(*) Confucio dijo que no fue hasta que tuvo sesenta años que "sus oídos
le obedecieron". Por lo tanto a esta edad se la llama "la edad de los oídos
obedientes".



(de: Ciento setenta poemas chinos - Biblioteca nueva, Madrid 1999)
(acuarela: Susana Benet)


martes, 14 de noviembre de 2017

POEMA












SIESTA

Así dormías tú,
sobre tu vieja hamaca, bajo el fresco
dosel de las bignonias.

En la hora silenciosa del reposo
percibías lejano
el perfume del huerto, el suave roce
del aire levantino.
Las manos, sobre el pecho abandonadas;
pulgaradas de luz sobre la frente.

Así dormías tú,
entre el vuelo fugaz de los insectos
y el murmullo del agua, respirando
la calma inapresable de la tarde.




(de: Tu sangre en mis venas - Poemas al padre . Edición de Enrique García Maíquez -Edit. Renacimiento, 2017)

(poema y fotografía: Susana Benet)


viernes, 10 de noviembre de 2017

POEMA de LU YÜN (siglo IV d.C.)







EL VIENTO DEL VALLE

Vivo retirado allende el Mundo,
disfrutando en silencio de la soledad,
tiro de la cuerda del cerrojo de mi puerta
y tapo mi ventana con raíces y helechos.
Mi espíritu vibra con la primavera:
al final del año, llevo el otoño en el corazón.
Así, imitando los cambios cósmicos,
mi casita se convierte en un Universo.





(de: Ciento setenta poemas chinos - Biblioteca Nueva, 1999)

(acuarela: Susana Benet)



lunes, 6 de noviembre de 2017

POEMA








Con cuánta placidez reposa el gato
bañado por el sol en la terraza.
Inclina la cabeza mansamente,
entrecierra los ojos
y, hacia la voz
repentina de un pájaro,
mueve sólo una oreja.






(fotografía: Susana Benet)





sábado, 4 de noviembre de 2017

VOCANCE EN LIBRERÍA ALBERTI




La librería Alberti, de Madrid, acogió el pasado jueves la presentación de Cien visiones de guerra de Julien Vocance, en la que estuve acompañada por el poeta Ricardo Virtanen, quien nos ofreció una detallada introducción sobre el poeta y su época. En la lectura, la poeta Carole Gabriele recitó la versión original de los haikus. Fue una lectura a dos voces que resonó con suavidad en el íntimo semisótano. Disfrutamos de una velada muy agradable, en la que los asistentes tuvieron ocasión de conocer los versos de Vocance surgidos de su experiencia en las trincheras de la Gran Guerra. 







Para quienes estabais lejos, comparto una muestra de los haikus leídos.


Dos terraplenes,
dos  alambradas:
dos civilizaciones.







A mí me dio en la nalga,
a ti, en el ojo.
Tu eres un héroe, yo casi.







Ellos tienen ojos  brillantes
de salud, de juventud, de esperanza…
Son ojos de cristal.



(de: Cien visiones de guerra - Julien Vocance - Editorial Renacimiento-2017)


***

Al finalizar hubo copas y tapas, como es tradicional. Agradezco a todos su asistencia y también a los ausentes, quienes no pudieron acudir por contratiempos de última hora. 





(de izquierda a derecha: Rafael Morales, Carole Gabriele, Francisco Caro, Susana Benet, Isabel Pose y Ricardo Virtanen)



(Fotografías: Gabriel Alonso)